lunes, 19 de agosto de 2013

¿Qué es la Terapia SHIATSU?

.


.
SHIATSU es una terapia médica manual japonesa, de carácter indoloro, cuyo origen se remonta a cerca de 3.000 años. En Japón es oficialmente reconocido en 1943 y su Ministerio de Sanidad lo define como: “tratamiento que, aplicando presiones con los dedos pulgares y las palmas de las manos sobre determinados puntos, corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar enfermedades (molestias, dolores, estrés, trastornos nerviosos, etc...), activando así mismo la capacidad de auto-curación del cuerpo humano. NO TIENE EFECTOS SECUNDARIOS“.

SHIATSU COMO MÉTODO PREVENTIVO. SESIONES DE MANTENIMIENTO.

Vinculado al legado de 5.000 años de la Medicina Tradicional China, el Shiatsu defiende que es mejor prevenir que curar. Por ello en el Centro recomendamos como mantenimiento y prevención una sesión semanal, la cual ayuda a no enfermar y, al carecer de efectos secundarios, es también aconsejable en enfermos crónicos que prefieran una alternativa de terapia natural o que no puedan ser tratados con medicamentos.

El Shiatsu refuerza el sistema inmunitario, equilibra el sistema nervioso autónomo, mejora el metabolismo, aumenta el rendimiento físico y emocional, despierta la consciencia del cuerpo, responsabiliza sobre la propia salud y mejora las relaciones humanas.

Muchos de los pacientes acuden a su sesión de mantenimiento sin padecer necesariamente ningún tipo de patología. Establecen su día y hora específicos, "reservándose en exclusiva" su espacio semanal para relajación, refuerzo y/o "recuerdo" terapéutico.


Es importante recordar los siguientes puntos:

· El Shiatsu solamente emplea las manos, sin la ayuda de ningún tipo de artificio mecánico ni medicación.

· No hay límites de edad para recibir Shiatsu, pudiéndose aplicar en personas de todas las edades, desde niños a ancianos. En los jóvenes ayuda a fortalecer el cuerpo, y en los adultos y personas de mediana edad impide las enfermedades adultas, el envejecimiento y los procesos degenerativos patológicos.

· El Shiatsu es un barómetro de la salud. Recibido asiduamente ayuda a detectar las irregularidades corporales, impidiendo la acumulación de fatiga y la aparición de ciertas enfermedades.

· Su efectividad viene dada porque se trata el cuerpo entero. Una terapia localizada puede tener efectos temporales, pero no puede llevar a su término una cura básica. El único modo de conseguirlo es tratar primero todo el cuerpo y luego las localizaciones que muestran síntomas patológicos. No siempre donde se presenta el dolor es donde está el problema.

· Su efecto sobre todos los sistemas orgánicos es mayor que el de cualquier clase de masaje convencional, puesto que incide sobre estructuras muy profundas, raíces y terminaciones nerviosas, cadenas musculares, y sobre los sistemas digestivo, circulatorio, linfático e inmunológico, sin limitarse a estimular solamente la superficie corporal. Su conocimiento anatómico viene desarrollado por treinta siglos de observación y experiencia, transmitidos de maestro a discípulo durante generaciones.

· El Shiatsu no actúa como la medicina alopática moderna, que únicamente combate el síntoma, sino que se dirige al origen de la enfermedad y despierta los poderes curativos del cuerpo.

· El Shiatsu está especialmente indicado en: desequilibrios del sistema nervioso autónomo, estrés, insomnio, problemas digestivos, embarazos y post-partos, jaquecas, migrañas, esguinces, codo de tenista y golfista, síndrome del túnel carpiano, problemas de columna, tortícolis, cervicalgias, lumbalgias, ciática, artrosis, síndrome menstrual y menopáusico, escoliósis, etc...


Buena Salud y Buenos SHIATSU Y SOTAI. Para cualquier consulta no dude en ponerse en contacto con el Centro, donde le atenderemos muy gustosamente.

En atención a los demás pacientes y/o alumnos del Centro, y con objeto de aplicar una terapia de mayor calidad, ROGAMOS ENCARECIDAMENTE DESCONECTEN SUS TELÉFONOS MÓVILES.


IMPORTANTE: El Centro tiene una Política de Cancelación de 24 horas, según la cual se reserva el derecho a cobrar las citas canceladas y/o perdidas. Nunca fallamos en las citas con nuestros pacientes y, por tanto, pedimos la misma consideración hacia nosotros y nuestro trabajo. Comprendemos que la vida hoy en día es ciertamente complicada y que hay muchas cosas que se escapan a nuestro control, pero lo único que pedimos es una llamada de teléfono para explicar lo que sucede y el por qué de la cancelación. Si no se nos avisa, es una cita perdida -en todos los sentidos- tanto para nosotros como para un posible paciente en lista de espera. Gracias por su comprensión.

¿Qué es la Terapia SOTAI?

.


.
El SOTAI, (o "SOTAI-HO") es una terapia médica manual japonesa de carácter indoloro, re-descubierta y desarrollada por el Dr. Keizo Hashimoto. Su origen se remonta a varios miles de años, conectando con la Medicina Tradicional China y los antiguos conocimientos orientales del cuerpo humano.

El SOTAI basa su aplicación en ejercicios estructurales que devuelven al cuerpo a las condiciones dictadas por la Naturaleza, llevándole hasta el punto óptimo de ubicación y función mediante suaves movimientos indoloros. SOTAI significa movilizar el cuerpo para corregir los desequilibrios en músculos y articulaciones que podrían ser el inicio de enfermedades, o bien formar parte de las mismas.

El Maestro Hashimoto apoyaba la idea oriental, basada en la observación y la experiencia de miles de años de práctica, de que muchas de las causas que provocan la enfermedad en el Ser Humano no son sino deformaciones o desequilibrios en la base estructural del cuerpo del paciente. Ahí es donde triunfa el SOTAI, una técnica que NO TIENE EFECTOS SECUNDARIOS, cuya efectividad es patente desde los primeros minutos de la primera sesión.

SOTAI-HO COMO ALTERNATIVA A OTRAS TERAPIAS "DOLOROSAS"

Gracias a su especial naturaleza, el SOTAI puede emplearse incluso en pacientes inmovilizados (escayolas, vendas...), para mejorar y acelerar su recuperación, siendo innecesarios los largos períodos de inmovilización. También puede actuar sobre zonas del cuerpo tan dañadas que resultaría imposible trabajarlas con cualquier otra técnica. De hecho, como ejemplo de su eficacia, el SOTAI puede resolver esguinces de segundo grado en la primera sesión, corregir ciertos grados de escoliosis, tratar hernias de disco o estabilizar caderas, sin provocar los tremendos dolores que otros tipos de terapias funcionales provocan al paciente (algunas de las cuales desconocen incluso el modo de corregir ciertos problemas músculo-esqueléticos).
Parte de la filosofía del SOTAI reside en la idea oriental de que "no es necesario que duela para que mejore", en contra de las bases de cierto tipo de manipulaciones y movilizaciones muy peligrosas, propias de ciertas técnicas occidentales. No se debe producir más dolor donde ya se presenta en el paciente.

Es importante recordar los siguientes puntos:

· El SOTAI solamente emplea las manos, sin la ayuda de ningún tipo de artificio mecánico.
· Los movimientos estresantes o dolorosos se evitan por completo. No es necesario establecer ningún tipo de ritmo o cadencia en los ejercicios, como sucede en otras técnicas. No se requiere fuerza ni velocidad, sino que se siguen los movimientos de la manera más confortable posible. Nunca se fuerza la movilidad.
· No hay límites de edad para recibir SOTAI, pudiéndose aplicar en personas de todas las edades, desde niños a ancianos, y el beneficio obtenido mediante su aplicación se manifiesta desde la primera sesión.
· Mediante esta técnica podemos trabajar zonas muy profundas del organismo, imposibles de alcanzar con la aplicación de otras técnicas.
· Al no incidir con ningún tipo de manipulación directamente sobre las partes que sufren el problema, el SOTAI nunca agravará la patología en cuestión ni producirá daño alguno en el paciente.
· Curar significa corregir la deformación. Dicha deformación corporal es la que provoca a su vez la deformación de los órganos internos, creando la patología y toda su sintomatología.
· El SOTAI no actúa como las terapias alopáticas modernas, que únicamente combaten el síntoma, sino que se dirige al verdadero origen del problema.
· El SOTAI está especialmente indicado en: desequilibrios del sistema musculo-esquelético, esguinces, codo de tenista y golfista, síndrome del túnel carpiano, problemas de columna, hernias discales, tortícolis, cervicalgias, lumbalgias, ciática, artrosis, escoliósis, problemas motores, recuperaciones y post operatorios, etc...

Buena Salud y Buenos SHIATSU Y SOTAI. Para cualquier consulta no dude en ponerse en contacto con el Centro, donde le atenderemos muy gustosamente.

En atención a los demás pacientes y/o alumnos del Centro, y con objeto de aplicar una terapia de mayor calidad, ROGAMOS ENCARECIDAMENTE DESCONECTEN SUS TELÉFONOS MÓVILES.


IMPORTANTE: El Centro tiene una Política de Cancelación de 24 horas, según la cual se reserva el derecho a cobrar las citas canceladas y/o perdidas. Nunca fallamos en las citas con nuestros pacientes y, por tanto, pedimos la misma consideración hacia nosotros y nuestro trabajo. Comprendemos que la vida hoy en día es ciertamente complicada y que hay muchas cosas que se escapan a nuestro control, pero lo único que pedimos es una llamada de teléfono para explicar lo que sucede y el por qué de la cancelación. Si no se nos avisa, es una cita perdida -en todos los sentidos- tanto para nosotros como para un posible paciente en lista de espera. Gracias por su comprensión.


.

lunes, 8 de diciembre de 2008

El Arte Curativo del SOTAI

ZENSEI, La Vida Plena

El hombre no debe desertar de su vida.
Ha nacido,
y por ello le corresponde vivir la plenitud de su vida, ZENSEI.
Y, sin embargo, quien vive no es él,
la Naturaleza es la que en él vive.
La vida emana del deseo de la Naturaleza,
y, al cumplirlo, el hombre cumple con su propia naturaleza.
Vivir su vida es el único destino natural,
es el único camino humano.

El hombre no debe dejar de disfrutar de su vida
ni tampoco de cultivar incesantemente
el camino de Zensei, la vida plena.
Porque es un ser consciente.
Sin embargo, cuando viene la muerte, tampoco debe temerla,
sino aceptarla y vivir su ultima hora tal cual es.
La vida humana no posee finalidad en si misma,
sino en la Naturaleza.
La función del hombre no es otra que la de realizar su vida
y le visita la muerte cuando ha cesado esta función.
Existe la vida y, por tanto, la muerte.
Este es el deseo de la Naturaleza.
Debe ser respetado.

Vida y muerte no son dos, sino una.
El hombre vive porque si:
este es su camino, su finalidad, su misión.
Su vida no le pertenece, es Naturaleza.
Sin embargo, sin un ser consciente para vivirla,
¿qué seria de la Naturaleza?
La Naturaleza vive en el hombre.
Porque existe el hombre, existe la Naturaleza.
Esta fuerza actúa a través de el.
Comprendámoslo.
Empleemosla.

Todo cuanto hay en el Universo existe
porque lo percibe el hombre,
Y adquiere significado porque el hombre obra en él.
Por la existencia humana cobra valor toda existencia.
¿Qué podríamos temer? Nada.
¿Qué debemos buscar? Nada.
Lo único temible es nuestro yo.
Fuera del yo, nada en la vida merece temor.
Entendámoslo.

La fuerza de la Naturaleza no se asienta en ella misma,
sino en el hombre.
No hay fuerza propia ni fuerza ajena.
No hay dependencia, no hay autonomía.
La fuerza es una sola.
Contemplada desde nosotros mismos, es nuestra,
contemplada objetivamente, es externa.
Tanto una como otra, indiferenciables,
participan de una misma función.

Cuando coinciden,
cuando se unen estas dos fuerzas,
se convierten en una fuerza real.
Por ello no debe existir temor en el hombre,
pero tampoco engreimiento,
Ya que su vivir se apoya en la fuerza ajena
y no en la propia,
ya que su vivir se fundamenta en su fuerza propia
y no en la ajena.
Y, sin embargo, el hombre debe creer en su propio poder.
En cuanto nace, ya esta vivo.
Crecimiento, reproducción, vivencias,
este es el arte supremo de ser vivo.
Aquí esta tu fuerza propia. Descúbrela.
Es el camino para llegar a conocer la fuerza ajena
y percibir lo divino.
Medita.
Siéntate con calma y medita:
Yo existo.

                Haruchika NOGUCHI sensei